Cargando…

UTGNOGAL. Gestión para la implantar frutales de cáscara en la CAPV (2019-2020)

ANTECEDENTES

El modelo social ligado a la agricultura, a tenor de los datos actuales, está cambiando significativamente. Por un lado, existen agricultores profesionales que desean innovar en cooperación, diversificando los cultivos de sus explotaciones, de cara a conseguir aumentar su competitividad y ser atractivos de cara a las próximas generaciones. Por otro lado, se encuentran propietarios de tierras que sin dedicación profesional a tiempo total a la agricultura, pretenden ligarse a la producción agrícola. Este escenario abre un vínculo social y de desarrollo rural claro.

 

El consumo mundial de nueces ha crecido un 70% aproximadamente, y los países de Europa serán deficitarios en los próximos años, tanto en nueces, como en otros frutos de cáscara. En el mercado estatal ha crecido el interés por la nuez, gracias a su calidad y sobre todo, a su sabor. En la actualidad aproximadamente el 70% de su consumo viene de mercados exteriores, por los que varias empresas agroalimentarias están desarrollando plantas de comercialización de nuez local con el objetivo de ganar cuota de mercado respecto al producto extranjero.

 

El cultivo regular del nogales es relativamente reciente, y salvo excepciones, principalmente en Castilla-La Mancha, Comunidades Autónomas del Mediterráneo y sur de la península, con explotaciones  de tamaño medio inferior a 5 Ha. Esta situación, ligada al aumento del consumo de proximidad, que busca la calidad, dietas más saludable, veganas, anti-oxidantes, productos bajos en colesterol, super-alimentos, etc., junto con el interés de empresas asentadas en el territorio en contar con proveedores locales de este tipo de productos, hacen del cultivo de frutales de cáscara una buena opción de futuro. Una oportunidad que necesita generar cierto volumen de producción, y que abre la puerta a la colaboración entre agricultores profesionales y propietarios de tierras, para poner en marcha plantaciones que puedan dar respuesta a este mercado.

 

Se dispone del resultado del estudio previo en la CAPV para la implantación de nogales, que describe de forma general su viabilidad técnica y económica en Álava, Bizkaia y Gipuzkoa, indicando los factores técnicos, económicos y sociales a tener en cuenta en cada zona (comarcas), en el que se pone de manifiesto que la implantación de producción de frutos de cáscara en la CAPV, está condicionada por factores técnicos, económicos y sociales. En este sentido, las zonas de la CAPV de mayor aptitud para la implantación de nogales (y por ende, de frutales de cáscara) se concentran en Álava, concretamente en la zona de Valles Alaveses II, ya que entre otros factores, existe disponibilidad de infraestructuras de riego.

 

Se ha detectado una oportunidad sostenible en la promoción de la fruticultura de cáscara en el territorio, que no es posible aprovecharla de forma individual. Se hace necesario generar, cierta economía de escala para poder hacer frente, tanto a las inversiones necesarias (maquinaria específica para el cultivo, secadero, formas de comercialización, etc.) como al cambio de paradigma que supone para el sector introducir un nuevo cultivo (pasar de cultivos extensivos a fruticultura, supone un cambio de cultura) y tener la formación adecuada para hacer frente al reto, respetando los valores de la agroecología y utilizando las herramientas tecnológicas disponibles.

 

OBJETIVOS

El proyecto pretende poner en marcha una iniciativa piloto que permita desarrollar a futuro, un modelo social sostenible desde el punto de vista económico, ambiental y social, ligado a una actividad agrícola moderna, con uso de tecnologías agrícolas 4.0, basada en la agroecología y que fomente el desarrollo rural.

 

El proyecto UTGNOGAL, a través del trabajo en cooperación, propone evaluar un nuevo modelo de organización que sirva de herramienta para conseguir una diversificación colectiva.

 

 

El objetivo general del Proyecto UTGNOGAL, es crear una Unidad Técnica de Gestión replicable (Proyecto Piloto), para el desarrollo de la producción de frutales de cáscara en la CAPV, con la participación de dos perfiles de agricultores: agricultores profesionales sin maquinaria específica, y con limitados conocimientos del cultivo y su comercialización; y agricultores no profesionales, ligados a al espacio rural a través de tierras en propiedad, sin ningún tipo de maquinaria y conocimientos.

 

Para ello, se pretende promover la creación de plantaciones de frutales de cáscara modernas, y basadas en la agroecología. El proyecto se inicia a partir del interés manifestado por agricultores y agricultoras alavesas, y a partir de su experiencia, quiere ser modelo para el desarrollo de la fruticultura en la CAPV.

 

El proyecto, quiere servir de referencia en la formación y asesoramiento, para una agricultura moderna y basada en los principios de la agroecología, de los agricultores y agricultoras que han mostrado interés para comenzar con las plantaciones de nogales

 

La propuesta de innovación en cooperación, permite la formación técnica de los promotores, y la posibilidad de crear redes de colaboración entre agricultores profesionales y no profesionales, de forma que, unos rentabilicen, mediante su uso, la maquinaria, y otros, encuentren a través de la cooperación, la respuesta a las necesidades de su cultivo

 

Una vez implementada la Unidad Técnica de Gestión (UTGNOGAL) y la plantación de frutales de cáscara en las explotaciones de los agricultores y agricultoras que han mostrado interés, se trabajará para que la puesta en el mercado de las nueces producidas, se pueda realizar en las mejores condiciones, mediante la comercialización en circuitos cortos y elaboración de productos con mayor valor añadido y calidad diferenciada.

 

AVANCES DEL PROYECTO

Han comenzado las tareas de este proyecto. Por un lado, se han realizado las labores de mantenimiento (poda y desbroce) en la parcela experimental de Zambrana. Por otro lado, se está avanzando en la realización de dos manuales: un manual agronómico y otro de actuación para las personas que tengan interés en plantar frutales de cáscara.

 

Las pruebas piloto del proyecto se llevarán a cabo en la zona de Valles Alaveses, para comprobar la viabilidad de los frutales de cáscara como diversificación agrícola, unida a la comercialización colectiva del producto.

 

Se creará una Unidad Técnica de Gestión, un sistema de gestión para el conjunto de la cadena productiva de los frutales de cáscara. Se pretende ligar la producción de calidad diferenciada con la distribución y venta local, para lo que se cuenta con la colaboración de todos los eslabones de la cadena de valor.

Programa de financiación/subvención:

Programa Medida de Cooperación 2019 – PDR del Gobierno Vasco
Subvención: 62.972,35 euros

Fecha de inicio: 15/10/2019
Fecha de fin: 31/12/2020
Lidera el proyecto: UAGA
Socios del proyecto:

NEIKER – Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario
Grupo UTEGA
Noemí Salazar Gomez – Consultora independiente
Pere Pujol Ferrusola – Asesor independiente

ADR Añana

Más información:

Sugoi Auzmendi Técnico de UAGA
sauzmendi@uaga.eus 675 707 696